Derecho de desistimiento

¿Qué es o en qué consiste el derecho de desistimiento?

Gracias a este derecho, la persona consumidora puede dejar el contrato que se haya elaborado SIN EFECTO (es decir, que deje de tener validez), siempre que se le notifique al afectado en el plazo establecido. Esto podrá hacerse SIN NECESIDAD de que deba justificar su decisión y sin que deba recibir alguna penalización de ninguna clase.

Previamente, el empresario informará al consumidor POR ESCRITO del derecho de desistimiento del contrato, suministro o compra, así como de las consecuencias que tendría. La aplicación de este derecho, por supuesto, no supondría gastos para el consumidor. Aun así, si el vendedor le ha informado con anterioridad de ello, podría tener que hacerse cargo de los gastos necesarios para la devolución del producto.

¿Qué consecuencias y formalidades tiene este derecho?

  • Para formalizarlo, solo habrás de enviar el documento de desistimiento o devolver el artículo / producto recibido.
  • Para poder ejercerlo, ambas partes se restituirán las prestaciones, y la persona consumidora tendrá derecho al reembolso de los gastos pertinentes y útiles.
  • Este derecho no implica gastos para el consumidor.
  • Una vez realizado el ejercicio de desistimiento, el empresario estará obligado a devolver las sumas abonadas por la persona consumidora sin retención de gastos (siempre ANTES de 14 días naturales desde que el empresario haya sido informado de la decisión de desistimiento). Si no lo abonase, el consumidor tendría derecho a reclamar la suma duplicada, con independencia de poderse reclamar indemnización por daños y perjuicios)

Debes saber que NO SIEMPRE se puede llevar al cabo el desistimiento.

En compras online o contratos a distancia (teléfono o internet) se puede llevar a cabo porque no se ha visto el producto físicamente a la hora de la compra o la contratación.

¿En qué ocasiones NO se puede solicitar?

  • Servicios completamente ejecutados, con previo consentimiento expreso del consumidor y usuario.
  • Bienes o servicios de prestación que depende de las fluctuaciones del mercado financiero. El empresario no puede controlar esto, así que no es posible solicitar el desistimiento.
  • Bienes realizados conforme a especificaciones del consumidor (ropa a medida, por ejemplo).
  • Bienes que puedan deteriorarse o caducar con rapidez.
  • Aquellos bienes precintados que, por razones de protección para la salud de la higiene y se haya abierto su precinto, no puedan ser devueltos (ropa interior, por ejemplo).
  • Grabaciones sonoras o de vídeo precintadas o de programas informáticos precintados que hayan sido desprecintados después de la entrega.
  • Prensa diaria, publicaciones periódicas o revistas…, a excepción de los contratos de suscripciones realizadas por el consumidor.
  • Contratos celebrados mediante subastas públicas.
  • Servicios de alojamiento (aquellos que no impliquen vivir en la vivienda; por ejemplo, alquiler vacacional) transporte de bienes, alquiler de vehículos, comida o servicios relacionados con actividades de esparcimiento, porque tienen fecha específica de vencimiento.
  • Contenido digital que no se preste en un soporte material, cuando la ejecución haya comenzado con el previo consentimiento expreso del consumidor y usuario.

Fuentes:

https://www.comunidad.madrid/servicios/consumo/derecho-desistimiento

https://www.consumoresponde.es/art%C3%ADculos/derecho_de_desistimiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *