Inversión y finanzas sostenibles

El mundo de la inversión y de las finanzas no está desligado en absoluto de la sostenibilidad medioambiental. Nos movemos en un mundo donde las inversiones y las finanzas están a la orden del día, y cada vez es más común encontrarnos con empresas haciendo inversiones de futuro en proyectos que respeten el medio ambiente y minimicen (e, incluso, protejan) el impacto ambiental que pueden tener sus próximos planes.

¿Qué entendemos, entonces, con Inversión y finanzas sostenibles?

Para que una empresa sea sostenible y respete los recursos naturales y el medio ambiente con responsabilidad, debe respetar los llamados “Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”.

Cada vez es más común encontrarnos con personas que dudan al adquirir un producto o al invertir en cierta empresa si esta no es “sostenible”. Esto es así porque cada vez nos preocupa más combatir el cambio climático y conseguir que en el planeta haya un equilibrio económico a nivel mundial (es decir, combatir las injusticias y el equilibro primer mundo – tercer mundo).

El ODS se compone de una lista de 17 objetivos para conseguir que las inversiones y los proyectos de las empresas deriven hacia un consumo responsable del mundo en el que vivimos. Os ponemos un par de ellos, como ejemplo: respeto y protección de la vida submarina y el cuidado y respeto del agua (para que esta sea limpia y sea potable), entre otros.

A continuación, os dejamos una imagen con los 17 objetivos resumidos:

ods - Objetivos de desarrollo sostenible

A continuación, os daremos una lista para saber cuáles son, actualmente, los productos financieros sostenibles:

  • Fondos de inversión que aplican criterios ASG: lo explicaremos con más detalle en el punto siguiente, dado su importancia. Pero, para que lo sepáis, son criterios para que una empresa sea sostenible a nivel social y ambiental.
  • Fondos de inversión solidarios: son instrumentos de inversión que van a ceder parte de la comisión de gestión a determinadas entidades benéficas o no gubernamentales.
  • Bonos verdes y sociales: son emisiones (a medio y largo plazo) para apoyar y financiar proyectos que respeten y protejan el medio ambiente, más que el ámbito social.

En la actualidad, existe una serie de criterios denominados “ASG” (ambientales, sociales y de gobernanza) que para seguir y que las inversiones y financias sean sostenibles. Os lo explicamos:

  1. Ambientales. Para que esto sea posible, las empresas deben respetar totalmente el medio ambiente (contaminación de aire y agua, cambio climático, reducir emisiones de gases de efecto invernadero, eficiencia energética, uso de energías renovables, …
  2. Sociales. En este apartado, se van a incluir cosas que afectan a la sociedad. Los derechos humanos, la explotación infantil, la salud, la educación, derecho de los trabajadores, …
  3. Buen gobierno. No nos referimos al gobierno de España, sino al de la empresa: calidad de la gestión, rendición de cuentas, reducción de la brecha salarial entre hombres y mujeres, no discriminación por sexo, edad, capacidad… Son factores que, en principio, parecen no tener mucho que ver con el medio ambiente, pero que a la larga pueden incluir bastante en el rendimiento del trabajador y de la empresa y alterarlo de forma indirecta.

Inversión, finanzas, y COVID-19

La comisión europea ha anunciado una nueva estrategia de financiación sostenible para garantizar que el sistema financiero apoye la transición de las empresas hacia la sostenibilidad dentro del marco que azota el mundo: la pandemia de COVID-19.

Recomendaciones Para Invertir

Saber dónde invertir y qué estrategia seguir puede ser muy difícil para alguien que no está muy bien puesto en el tema. Por ello, este artículo va a ser una serie de recomendaciones y pautas para que sepas cómo puedes invertir minimizando el riesgo para ti y el planeta.

Debes saber que siempre existe riesgo en menor o mayor medida, no hay inversiones sin riesgo

Consejos Clave Para Una Inversión Socialmente Responsable

1. Infórmate

Actualmente, el mercado está repleto de lugares donde poder invertir. Te aconsejamos que, antes que nada, te informes muy bien sobre los riesgos que puede conllevar invertir en tal o cual lugar, la rentabilidad de la que dispones o, incluso, cuánto tiempo tardarás en poder llevar a cabo dicha inversión. Para una inversión socialmente responsable, es necesario elegir entre las empresas u opciones posibles, aquéllas que contribuyen a la mejora del entorno social y cuyo impacto negativo medioambiental es menor. Además de cumplir con buenas prácticas en cuanto a:

  • Corrupción (Contribuciones a partidos políticos)
  • Gobierno (Transparencia en la gestión)
  • Fiscalidad
  • Medio ambiente (Gestión del proceso productivo)
  • Derechos humanos
  • Derechos laborales (Cobertura de salud y seguridad)
  • Clientes (Protección al consumidor)

2. Asesórate

Ya sabemos en qué queremos invertir. Ahora, deberías buscar la ayuda sobre un profesional que sepa sobre el tema y ponerte en contacto con él. Ten en cuenta que no vas a hacer una tontería, vas a invertir dinero, y, todas precauciones que tomes siempre serán pocas. Eso sí, te dé los consejos que te dé, la decisión final siempre será tuya, tenlo presente.

3. ¿Cuánto?

Hoy en día es raro la persona que no tenga un elevado número de deudas mensuales: alquiler / hipoteca, coche, alimentación, luz, agua, gas, internet, incluso el ocio,… Por eso, antes que nada, siéntate a hablar tranquilamente con tus ingresos y medita la cantidad real que puedes invertir sin ponerte a ti mismo en peligro.

Y… ¿cuánto he de invertir? Te aconsejo que, una vez hayas hecho un listado (un Excel con tus gastos, por ejemplo), inviertas un 10% del dinero que te reste para subsistir, porque no puede invertirlo todo o te irás a pique.

4. ¿Cómo Invertir?

Actualmente hay formas diferentes de invertir dinero. Infórmate de cuál es más cómoda para ti y tira de ahí.

Cómo consejo y para minimizar los riesgos, lo más recomendable es:

Diversificación: Diversificar es distribuir el capital a invertir en distintas inversiones, y además en distintos tipos de activos y hasta divisas.

Inversión periódica: Invertir en distintas fechas, de esta manera se puede conseguir en un momento dado un precio medio de aportación que puede resultar en mayor rentabilidad.

Para una persona que desee realizar su primera inversión y es conservadora, se recomienda invertir en activos de renta fija sea pública o privada.

Para inversores con mayor capacidad de asumir riesgos y plazos de inversión, la renta variable es una opción.

También hay inversores que en la línea de diversificar para reducir los riegos y aumentar la rentabilidad, invierten un mayor porcentaje en activos de bajo interés (renta fija) y el restante en activos de renta variable, de tal manera que gran parte de su inversión sea de menor riesgo y menor retorno y la pequeña parte con más riesgo, pero con mayor retorno, aumentando el retorno general de todas las inversiones.

5. Haz Un Seguimiento

No inviertas y te desentiendas de él, ¡eso es un error! Estate atento a los indicadores macroeconómicos del sector, a la política, a las noticias… ¡Todo son datos que pueden afectar a las inversiones económicas!

Consejos Generales

  • Invierte en entidades inscritas en la Comisión Nacional del Mercado de Valores y tengan la autorización pertinente del servicio que ofrecen. De esta forma, no incurrirás en tanto riesgo.
  • No caigas en la trampa de la publicidad de las entidades financieras: infórmate con detalle, porque ellas lo venden todo muy bonito, pero excluyen los posibles riesgos. Riesgos en los que caerás tú, no ellas. Infórmate SIEMRPE de cada paso que vayas a dar.
  • Desconfía de toda publicidad que incluya alguna de estas alusiones: “No hay riesgos en la operación”, “No hay mejor destino para sus ahorros”, “Invierta en este producto y no bajarán sus ahorros”, “No pierda esta oportunidad”, “Contrate cuanto antes”, “Valor en continuo crecimiento”, y un largo etcétera. Todos son engañosos y manipuladores. Como ya te hemos aconsejado varias veces: INFÓRMATE.
  • Solicita información sobre el producto: características, costes, recomendaciones…) por escrito.
  • Antes de firmar, lee con atención la letra pequeña del documento.
  • Y, si tienes dudas sobre alguna clausula, acláralas con la entidad financiera o en la Oficina de Atención al Inversor de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, en Miguel Ángel 11, 28010 de Madrid o en teléfono 902 149 200. Así evitarás conflictos.
  • Conserva el documento firmado, la publicidad, y todo lo que te den para controlar mucho mejor la inversión que has realizado.
  • Si existiese irregularidades de actuación en la identidad financiera, presenta una reclamación ante el Servicio de Atención al Cliente o el Defensor del Cliente de la entidad. Si no se recibe respuesta en el plazo de 2 meses o no es satisfactoria, acude a la Oficina de Atención al Inversor de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, o solicita la hoja oficial de quejas y reclamaciones que toda entidad está obligada a facilitar.
  • Y, lo más importante… Si tienes dudas, NO INVIERTAS hasta no haberlas disipado por completo.

Fuentes:

https://www.consumoresponde.es/art%C3%ADculos/recomendaciones_ofrecidas_las_personas_inversoras

https://www.sabermassermas.com/cinco-consejos-para-invertir/

https://blog.hotmart.com/es/consejos-para-invertir-dinero/

http://www.finanzasparatodos.es/es/productosyservicios/

https://www.consumoresponde.es/art%C3%ADculos/finanzas_sostenibles_y_compra_publica_etica

https://bbvaassetmanagement.com/es/la-implementacion-del-plan-de-accion-de-finanzas-sostenibles-de-la-ue/

https://www.cnmv.es/DocPortal/Publicaciones/Fichas/Finanzas_Sostenibles.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *