Ley 50/1980, de 8 de octubre, de contrato de seguro

Gracias a este contrato, se va a controlar y a obligar al asegurador -dentro de los límites marcados- (y mediante el cobro de una prima y si existiese el evento cuyo riesgo es objeto de cobertura), a indemnizar el daño que se ha producido al asegurado.

Vamos a hablar de algunos conceptos que debes conocer sobre la ley de contrato seguro

Contrato de seguro sobre las personas

Integran todos aquellos riesgos que afectan a la existencia, integridad corporal o a la salid del asegurado. El contrato puede celebrarse en vistas a riesgos relativos a una persona o a un grupo de personas, y debe estar delimitado por alguna característica común extraña al propósito de asegurarse. (Art. 80 – 81 Ley 50/1980)

Contrato de seguro sobre la vida

En caso de muerte o bien de supervivencia del asegurado, este seguro obliga al asegurador a pagar una prima estipulada en los límites de la ley (o bien a satisfacer al beneficiario de un capital) al asegurado o a sus cercanos. (Art. 83 Ley 50/1980)

Accidente en relación con el seguro de accidentes

Esto hace referencia a la posibilidad de que pudiera darte una lesión corporal derivada de una causa violenta súbita, externa y ajena a la intencionalidad del asegurado. Este accidente debería producir incapacidad temporal o permanente o, incluso, la muerte. (Art. 100 Ley 50/1980)

Seguro de enfermedad y de asistencia sanitaria

Si el riesgo de la persona asegurada fuese la “enfermedad”, el asegurador podrá obligarse (dentro de límites de la póliza) el pago de ciertas sumas y gastos de asistencia médica y quirúrgica en caso de siniestro. En caso de que el asegurador asumiese esos gastos, esos servicios se harían dentro de las condiciones que las disposiciones reglamentarias determinan. (Art. 105 Ley 50/1980)

Si la entidad rectifica a favor del interesado

Si, tras una queja o reclamación, la entidad decidiese rectificar, deberá comunicárselo a la instancia competente y justificarlo documentalmente, a excepción de que el usuario cambiase de opinión y renunciase FORMALMENTE a que se resolviese esa instancia antes de finalizar el proceso. En este caso, la queja se archivaría (Art. 14.1 Orden ECO /734/2004)

Servicios de Reclamaciones con relación a los servicios financieros

Existen tres servicios de reclamaciones que son los siguientes: El Servicio de Reclamaciones del Banco de España, El Servicio de Reclamaciones de la Comisión Nacional del Mercado de Valores y El Servicios de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.

Todos atienden quejas y reclamaciones de usuarios de servicios financieros relacionadas con sus intereses y derechos legales reconocidos. También se atenderán consultas de esos usuarios sobre las normas en materia de transparencia y protección a la clientela y sobre los cauces legales existentes para el ejercicio de sus derechos.

Si existiesen indicios de incumplimientos graves o reiterados de las normas de transparencia y protección a la clientela o de las buenas prácticas y usos financieros por parte de una misma entidad, los servicios de reclamaciones informarán a los servicios de supervisión.

(Todo el punto anterior abarca el artículo 30 Ley 44/2002)

Funciones generales de los Servicios de Reclamaciones de los servicios financieros:

Los 3 servicios de reclamaciones resolverán las quejas y reclamaciones mediante informes motivados que, en NINGÚN caso, será recurrible.

El Ministerio de Economía y Hacienda desarrollará el procedimiento de presentación de reclamaciones ante los servicios de reclamaciones.

a) Para aceptar y tramitar una reclamación, hay que haberlas previamente formulado por escrito y haberlas dirigido al departamento o servicio de atención al cliente o, en su caso, al Defensor del Cliente de la entidad contra la que se reclame. El reclamador deberá acreditar que han transcurrido dos meses desde la presentación de la reclamación sin que haya sido resuelta o que ha sido denegada.

b) Una vez recibida, se verificará si cumple los requisitos necesarios y se procederá a la apertura de un expediente por cada reclamación. En él, se requerirá al reclamante completar la información en un plazo de diez días. Se le avisará, además, de que, en caso de no hacerlo, se tomará por desistida su reclamación.

c) Formulado el informe (y si fuese desfavorable para la entidad reclamada), se le obligará a informar al servicio de reclamaciones si ha procedido a la rectificación voluntaria en un plazo no superior a un mes desde su notificación.

(Todo el punto anterior abarca el artículo 30 Ley 44/2002)

Podréis encontrar TODA LA INFORMACIÓN detallada sobre la ley en el siguiente LINK, el cual nos ha servido de fuente informativa:

https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-1980-22501

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *